Al menos 10 intendentes se encaminan a pedir ayuda por salarios

El freno de la actividad económica nacional y provincial debido al aislamiento obligatorio para mitigar el impacto del coronavirus encendió la alarma en las comunas. El intendente de Rivadavia, Fabián Martín, había hecho punta el sábado en el programa "A todo o nada" de LV5 al señalar que "es posible que necesitemos la ayuda del Gobierno" para pagar los sueldos de mayo de los municipales. Tras la definición, al menos otros 10 jefes departamentales fueron en la misma línea. Son los casos de Rawson, Santa Lucía, Pocito, Caucete, Jáchal, San Martín, Valle Fértil, 25 de Mayo, Calingasta y Ullum.

En la distribución de fondos, la gestión uñaquista sacó la ley de coparticipación, en base a parámetros objetivos, y estableció que los municipios debían manejarse con esas partidas para pagar sueldos y demás gastos. De hecho, las comunas recibieron en 2019 un 77,4 por ciento más que en 2018, una cifra que estuvo 22 puntos arriba de la inflación. Pero el parate económico ya viene impactando en el sistema de reparto, ya que este se nutre de ingresos nacionales (coparticipación de impuestos como IVA y Ganancias) y de la recaudación tributaria local. Inclusive, en el Ministerio de Hacienda prevén una reducción de los recursos de este mes del 40 por ciento.

Frente a ese escenario, Martín había señalado como una posibilidad el hecho de pedir auxilio a la provincia para saldar los salarios de mayo, ya que aseguró que los de abril están garantizados. Sus pares también resaltaron que los haberes de este mes están asegurados, pero ven complicado el horizonte inmediato. Rubén García, de Rawson, destacó que "evaluaremos como viene la recaudación y, en base a eso, veremos si recurrimos al Gobierno provincial". Juan José Orrego, de Santa Lucía, manifestó que "por supuesto que es una posibilidad pedir plata para mayo". Por el lado de Pocito, Armando Sánchez reconoció que "estamos evaluando solicitarle un auxilio al Gobernador, ya que ha bajado muchísimo la recaudación".

Hay intendentes que han frenado obras para pagar sueldos.

Romina Rosas, de Caucete, dijo que está en la misma línea, además de recordar que tuvo que saldar deudas de la gestión anterior. Desde Jáchal, Miguel Vega admitió que "si tenemos que pedir ayuda lo vamos a hacer. No se descarta nada". En cuanto a Cristian Andino, de San Martín, expresó que "es probable que necesitemos un aporte, porque el mes que viene se vislumbra más difícil". Jorge Castañeda, de Calingasta, resaltó que mayo "será más complicado", mientras que Leopoldo Soler, de Ullum, dijo que está viendo la solicitud de un salvavidas. Juan Carlos Quiroga Moyano, de 25 de Mayo, remarcó que "si tenemos que acudir al Gobierno lo vamos a hacer", mientras que Omar Ortíz, de Valle Fértil, señaló que "si necesitamos la ayuda, seguramente la vamos a pedir".

Los jefes comunales resaltaron que han frenado obras para abocarse al pago de salarios de este mes, encarar medidas de prevención, como la compra de alcohol en gel y barbijos para el personal y elementos para desinfección, y la asistencia a los sectores más golpeados. Y muchos coincidieron en que Uñac está atento a las necesidades de los municipios.

En el relevamiento de este medio, en dos municipios indicaron que no tendrán problemas con los sueldos de mayo. Sebastián Pacheco, secretario de Hacienda de Capital, explicó que hicieron los ajustes en el gasto político de la gestión pasada y en otros rubros para llegar sin inconvenientes. Y Mario Martín, de Sarmiento, dijo que también tiene la grilla para el mes que viene. A su vez, Fabián Gramajo, de Chimbas, expresó que "tenemos que ver cómo hacer un gran esfuerzo para ayudar al Gobernador". Los que no contestaron los llamados fueron Carlos Maza, de Angaco; Miguel Atampiz, de Zonda; Jorge Espejo, de Iglesia; Jorge Palmero, de Albardón, y Gustavo Núñez, de 9 de Julio.

Auxilio, recaudación y contención

La gestión uñaquista ha venido destinando fondos a los municipios para que enfrenten las medidas para mitigar el impacto del coronavirus. Así, primero, repartió 31 millones de pesos del Fondo de Emergencia Municipal (FEM) y, después, 100 millones del Fondo de Desarrollo Regional (Fodere), el cual tiene como objetivo el desarrollo de obra pública, por lo que se tuvo que sancionar una excepción.

Por otro lado, en el Ministerio de Hacienda reconocieron que prevén una caída del orden del 40 por ciento en los ingresos de este mes, ya que habían presupuestado recibir 5.900 millones de pesos en concepto de coparticipación federal y recaudación provincial y se espera que entrarán a las arcas 3.700 millones.

Frente a ese escenario, la cartera que conduce la ministra Marisa López tomó una medida para contener el gasto público. La funcionaria informó que redujeron en un 33,3 por ciento las erogaciones corrientes que pueden realizar 11 de las 14 reparticiones en lo referido a bienes de consumo y contratación de servicios. Las que quedaron afuera del recorte son las áreas de Salud, Seguridad y Desarrollo Humano, las que vienen trabajando fuertemente en las tareas de mitigación del coronavirus, de control para el cumplimiento de la cuarentena y de asistencia social ante el impacto a diferentes sectores.

Los estatales cobrarán el sueldo de abril en los primeros días de mayo

Para mantener el distanciamiento social y evitar la concurrencia masiva de personas a los cajeros, el Ministerio de Hacienda decidió que el pago de sueldos a los estatales será a lo largo de los primeros días de mayo. Así, el calendario quedó establecido de acuerdo a la terminación del documento de cada uno de los trabajadores, excepto para aquellos empleados de las áreas de Salud y Seguridad, quienes serán los primeros en recibir sus haberes el 1 de mayo. A ellos les seguirán aquellas personas que tengan sus DNI terminados en 0, 1 y 2, quienes cobrarán el 4. Al día siguiente les tocará a aquellos terminados en 3, 4 y 5, mientras que el 6 de mayo será el turno de los documentos que finalicen en 6, 7, 8 y 9.

El personal de Salud y Seguridad tendrá su sueldo el 1 de mayo.

Los empleados de la administración pública suelen tener depositado su salario el último día hábil del mes o, a lo sumo, en los primeros del mes siguiente, pero en el marco de la emergencia sanitaria y por disposición del Comité Provincial de Emergencia se definió el nuevo mecanismo que tiene en cuenta medidas de prevención frente al coronavirus. Por eso, se solicita a los empleados que traten de ir solos y que realicen la extracción en los cajeros con menor afluencia posible, como también mantener dos metros de distancia entre las personas.

En el caso de no querer ir hasta un cajero automático, los trabajadores tienen la posibilidad de realizar las extracciones con tarjeta de débito en los principales supermercados y estaciones de servicio de la provincia, entre otros comercios que estén identificados con el logo de Visa-Extra Cash.

La medida tienen la finalidad de restringir el contacto social y evitar aglomeraciones.

Diario de Cuyo

Deja tu Comentario

<