Alberto Fernández aseguró que los argentinos "deben enojarse con la pandemia, no con el remedio"

El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que los argentinos “deben enojarse con la pandemia, no con el remedio”, en referencia al aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige desde el 20 de marzo, y sostuvo que “lo que no se debe permitir es el aumento de casos” de coronavirus.

Así lo expresó esta tarde en un mensaje grabado desde la residencia de Olivos junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El presidente Alberto Fernández, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunciaron una nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

"El problema lo tenemos en el Área Metropolitana de Buenos Aires. El resto del país no está teniendo problemas. Hay que aislar el AMBA del resto del país", señaló el presidente al anunciar una cuarentena estricta en esa zona entre el 1 y el 17 de julio, aunque señaló que este aislamiento puede tener su réplica en otras regiones del país.

"Volveremos a cerrar la circulación en el AMBA", amplió.

"Necesitamos ganar tiempo", explicó el mandatario quien advirtió que se debe "hacer algo para parar el ritmo de contagio" ante el aumento de casos de coronavirus en el territorio nacional.

"La cuarentena es el único remedio que conocemos, estamos enamorados de la vida no de la cuarentena. El esfuerzo que hicimos no fue inútil, no nos enojemos con el remedio sino con la enfermedad", instó el presidente desde la residencia de Olivos.

Mediante un mensaje grabado, el mandatario nacional explicó que la actual situación "es la crisis económica mundial más grande desde 1870" pero reiteró que la economía "se recupera".

"El cuidado de la vida es lo más importante", sentenció.

"Sepan que América Latina es el epicentro de la pandemia. El problema económico no es la cuarentena es la pandemia", reiteró.

"La ocupación de camas es un dato determinante para cuidar la vida", explicó el jefe de Estado.

"Sabemos que estas decisiones tienen una consecuencia económica por eso seguiremos con los ATP", explicó.

"Les pido que nos ayuden, tenemos que estar más unidos que nunca, que no nos pase lo que sucedió en Europa. La libertad se pierde cuando uno muere", finalizó.

Deja tu Comentario

<