Caucete: Denuncian que un abogado busca apropiarse de tierras aborígenes en Marayes

El miembro de la comunidad Pinkanta, Franco Gil, denunció en Tarde Trece que el abogado Jorge Amarfil, busca apropiarse de terrenos aborígenes en Marayes, Caucete.

“A 35km de Marayes en Caucete existe una comunidad que habita ese territorio en forma preexistente, es decir, los abuelos, los bisabuelos, sus tatarabuelos han nacido y muerto ahí. Sus huesos están enterrados ahí y hay una ocupación ancestral del territorio”, dijo Gil.

“En el año 50 una abogada les ofreció sacar un título de tierras y ella se pagaba el trabajo quedándose con la mitad de las tierras. Algunos aceptaron y otros no. En la actualidad, algunos de los habitantes son herederos de esos títulos y otros no”, contó el integrante de la comunidad Pinkanta.

Franco Gil, sostuvo que “lo que hace Amarfil es tratar de actualizar esos títulos haciendo una sucesión en la cual convoca a algunos de los herederos, hablamos de herederos de tercera línea. Son nietos en algunos casos. De los hijos de los titulares, quedan solo dos vivos, uno tiene 98 años”.

Según el denunciante, el abogado convocó a 26 personas. “Se supone que él les pide la firma para actualizar esos títulos y le ceden los derechos en un 80% al abogado. Él les paga a las personas para que le cedan los derechos. En la comunidad nunca se hizo una reunión, no se informó, la gente se enteró por rumores o por los medios y ellos comenzaron a organizarse y a  averiguar lo que estaba pasando”, dijo el hombre.

“Son como 95 mil hectáreas que se estarían quedando en manos de este abogado. Es un territorio muy extenso de Marayes. 35 km hacia Valle Fértil se encuentra las chacras. Tenemos cerca a Bermejo donde está la comunidad Gualtaya Kaja Bermejo y en estos lugares la ocupación es ancestral”, aseguró Franco Gil.

“Y los territorios entre una comunidad y otra no se puede determinar. El uso de estas tierras es compartido. Los animales, los campeos que hacen en los territorios se cruzan de un lado a otro. Las aguadas, todo eso depende de pasturas y sin todo eso se quedaría la gente”, dijo el denunciante.

“Eso lo ocupan gente de Las Chacras y comunidades de Bermejo para pastoreo de animales, recolección de frutos y hierbas medicinales. Lo cual está relacionado a una cultura ancestral milenaria del pueblo Huarpe. Y es importante que la gente tome conciencia de la importancia de defender esos territorios y esos pueblos que habitan hace siglos y siglos esos lugares”, sostuvo Gil en Tarde Trece.

Deja tu Comentario

<