Cerca de 600 personas que violaron la cuarentena se quedaron sin vehículo en San Juan

Los que no cumplen con el aislamiento social, preventivo y obligatorio contra el coronavirus tienen ahora un nuevo dolor de cabeza y otro motivo para cambiar de actitud. Además de arriesgarse a ser condenados por cometer un delito y sufrir una dura multa, se exponen a que les secuestren el vehículo en el que circulen al momento de la detención. La Policía lleva 567 unidades retenidas, las mandó al depósito de 9 de Julio y para recuperarlas, los propietarios tendrán que pagar cerca de $900 por cada día que dure la estadía en ese lugar.

El parte que dio este martes la Policía da cuenta de que hasta el momento se han secuestrado en la provincia 165 motos y 402 autos, camionetas y utilitarios. En ellos viajaban sanjuaninos que fueron sorprendidos en la vía pública, violando la cuarentena obligatoria dictada por la Nación y el Gobierno local para tratar de contener el avance de la pandemia, que en San Juan ya provocó un infectado y 12 casos sospechosos.

Implementar la herramienta del secuestro de vehículos es una forma del Estado sanjuanino de profundizar las medidas de persuasión y endurecer los castigos contra los rebeldes. Las primeras líneas de acción que adoptó fueron darle competencia a Flagrancia para enjuiciar en un proceso exprés a los responsables y modificar el monto de las multas por incumplir la cuarentena, que ahora van de los $40 mil a los $150 mil.

El principio jurídico para retener un vehículo es el mismo de siempre. El Estado está habilitado para hacerlo cuando el mismo es utilizado para perpetrar un delito o una infracción contemplada en el Código de Faltas.

Los que se quedaron a pie, justamente, estaban circulando con su vehículo en la vía pública sin justificación, contrariando la orden de quedarse en casa. Por eso, los efectivos policiales les labran un acta donde constan los motivos del secuestro.

Los vehículos sacados de circulación fueron enviados al depósito oficial que está en el ingreso al departamento 9 de Julio. Y mientras permanezcan allí, los propietarios tendrán que hacerse cargo de la estadía antes de retirarlo.

En el Ministerio de Gobierno informaron que para los vehículos más comunes, autos, camionetas y utilitarios, el monto diario a pagar es equivalente a 15 litros de nafta súper, es decir $870,45. En el caso de las motos, son $290,15 por día que equivalen a 5 litros del combustible.

Significa que si la unidad retenida permanece 10 días en el depósito, los dueños de los primeros deberán desembolsar más de $8.700. Los propietarios de los ciclomotores no tendrán otra que abonar cerca de $3.000.

El problema adicional que se les presenta a los infractores es que hoy está todo parado por las medidas de prevención, incluido el aparato administrativo de los Juzgados de Faltas. Si bien tienen la opción de allanarse rápidamente y pagar online la multa de la infracción, no pueden hacer el trámite personal de recuperación de los vehículos, los días siguen pasando y el valor de la estadía, subiendo.

Flagrancia también le pidió a las fuerzas de seguridad que retengan los vehículos en los que transiten los rebeldes. Sucede que el sistema de juzgamiento exprés les impone a los condenados el pago de costas (gastos del juicio) y la unidad queda como garantía.

Deja tu Comentario

<