Cómo se verá el eclipse de Luna desde San Juan

Este viernes 27 de julio de 2018 se producirá el eclipse de Luna más largo del siglo. Los especialistas locales advirtieron que el fenómeno será observable desde San Juan aunque aclararon que será apenas perceptible.

Ricardo Podestá director del Observatorio Félix Aguilar, explicó que el eclipse en cuestión se verá en la provincia pocos minutos antes de las 19 de este viernes. “La Luna se verá apenas ensombrecida, será muy difícil que la gente lo perciba a simple vista”, explicó el especialista.

Igualmente, los interesados en poder observar el comportamiento del cielo durante ese día podrán ir al Observatorio en dond ese les dará una charla introductoria y se guiarán la observación desde este lugar. Abriremos desde las 19 y hasta las 21 horas aproximadamente”, aseguró Podestá.

Además de ver el fenómeno lunar, los visitantes podrán observar el comportamiento de Júpiter, Saturno o Marte, eso si, siempre  y cuando la noche se encuentre despejada. Los interesados en poder ver el eclipse más lardo del siglo que, en el caso de San Juan, se extenderá por casi una hora y media deberán comunicarse al 4231467 para reservar un lugar dentro de las visitas guiadas. La entrada general es de $50.

Cómo será el eclipse

En el espectáculo espacial la luna deberá hacer un largo trayecto para cruzar por toda la sombra de la tierra y, de esta forma, será el eclipse más largo de este siglo, pues se tomará alrededor de 4 horas entre el eclipse parcial y el total.

Este fenómeno podrá apreciarse más claramente desde Europa, África, Asia, Australia y Nueva Zelanda, principalmente. Mientas que en Sudamérica podrá observarse únicamente el viernes, en Europa y Asia se vivirá durante la noche del 27 y la madrugada del 28. En Norteamérica no será visible.

Se podrá ver que la Luna no desaparece de la vista sino que adquiere una tonalidad rojiza. Esto se debe a que la atmósfera de la Tierra, que se extiende unos 80 kilómetros más allá del diámetro de la Tierra y actúa como una lente que desvía la luz del Sol. Al tiempo, filtra eficazmente sus componentes azules y deja pasar solo la luz roja que será reflejada por el satélite. Así, la Luna adquiere el resplandor cobrizo tan característico.

Deja tu Comentario

<