Con el aporte del Gobierno, Caucete es uno de los Departamentos que priorizo la ayuda social

Tras un relevamiento de este medio, el destino prioritario que los intendentes de los municipios del Gran San Juan y Caucete le han dado al aporte extra que han recibido de la gestión uñaquista ha sido coincidente: la ayuda social a los sectores más vulnerables y aquellos que se han visto afectados por el aislamiento obligatorio debido a que no han podido cumplir sus tareas porque no estaban exceptuados. Tal auxilio ha sido en la compra y entrega de alimentos y elementos de higiene y limpieza.

Los jefes comunales representan el primer eslabón al que acuden los vecinos para sortear diferentes problemas y más en este escenario de emergencia. En ese marco, conocen de primera mano las zonas más carenciadas. Encima, los intendentes verán una reducción de sus recursos debido a la caída de la actividad económica. Luego de los números fiscales de marzo, la pérdida de ingresos de coparticipación nacional para la provincia en el primer trimestre, frente al mismo período de 2019, fue de 18 puntos frente a la inflación, mientras que la merma alcanzó casi los 27 puntos para la recaudación local. Dicha baja impactará en la coparticipación municipal, por lo que el Gobierno anunció una ayuda de 25 millones de pesos para las 19 comunas a través del Fondo de Emergencia Municipal (FEM), monto que luego se estiró a 31 millones hasta su efectiva distribución, debido a que dicho fondo se va actualizando día a día con los ingresos nacionales y provinciales.

No será lo único que recibirán las comunas, ya que también embolsarán 100 millones de pesos del Fondo de Desarrollo Regional (Fodere). El reparto se hará en base a los respectivos coeficientes de coparticipación, como se hizo con el FEM, y estará disponible cuando la Cámara de Diputados apruebe el jueves de la semana que viene la excepción para utilizar esa partida, ya que tenía como fin la ejecución de obras.

Frente a los recursos que ya llegaron, Emilio Baistrocchi, intendente de Capital, manifestó que "la principal preocupación es lo sanitario y lo social. Estamos con asistencia a todas las personas en estado de vulnerabilidad. Además, estamos invirtiendo para que todo el personal de calle use mamelucos, barbijos, guantes y lentes. Y trabajamos fuerte en la desinfección de barrios, en calles y veredas". En Chimbas, Fabián Gramajo remarcó que "he apuntado a todo lo que es alimentos, remedios y elementos de higiene, a la contención. Tenemos todo cargado en nuestros registros y hemos asistido a 12 mil familias. Estamos movilizando 30 vehículos oficiales por día".

Por el lado de Rawson, Rubén García señaló que "todo va a ser destinado a la compra de comestibles para armar módulos y ayudar a comedores y merenderos, al igual que a la distribución de artículos de limpieza". En Rivadavia, Fabián Martín también destacó que el gasto mayor está en la compra de mercadería, elementos de limpieza y medicamentos para "los más humildes y las personas que se quedaron sin trabajo". Y explicó que colaboran en la prevención en cajeros y supermercados.

En cuanto a Santa Lucía, Juan José Orrego no contestó los llamados de este medio y desde su área de prensa señalaron solamente que los fondos para "acción social son para la contención de la gente". Por su parte, Romina Rosas, de Caucete, explicó que han destinado la plata a comprar mercadería y para armar un kit de higiene. La jefa comunal explicó que este último módulo "lo hemos repartido en todo el departamento mientras que a la mercadería en la periferia y algunos barrios vulnerables del centro".

Deja tu Comentario

<