Cuando se aplique el toque de queda, San Juan vera como lo adapta

Por ahora en San Juan no habrá cambios en la circulación de las personas ni medidas restrictivas en el transporte público y recién cuando el Gobierno nacional tome nuevas disposiciones, se analizará cómo se las va a aplicar en la provincia, según dijo anoche el vicegobernador Roberto Gattoni, a cargo del Ejecutivo provincial. El presidente de la Cámara de Diputados participó ayer en la videoconferencia que encabezó el presidente Alberto Fernández para consensuar limitaciones frente al avance de los contagios en el país.

"Los gobernadores fueron planteando inquietudes y algunas medidas que ya han tomado en sus provincias y la idea del Presidente era escuchar a todos, evaluar lo que están haciendo y hacer una propuesta de un grupo de medidas que sean consensuadas y de aplicación para todo el país, en virtud de las experiencias que han transmitido por los mandatarios provinciales", sostuvo Gattoni. El vicegobernador se tuvo que hacer cargo del Ejecutivo porque el gobernador Sergio Uñac se contagió de Covid-19 y se espera que recién el lunes pueda retomar sus funciones.

"No hay fechas, la idea es que no tengamos medidas distintas en las provincias, sino buscar un criterio con disposiciones que acompañen el proceso de vacunación y que ayuden a que ese trámite sea exitoso y que no haya desbordes", precisó Gattoni.

Según fuentes del Gobierno provincial, en los próximos días está previsto que el jefe de Gabinete del Gobierno nacional, Santiago Cafiero, tome contacto con los mandatarios provinciales y se disponga un paquete de medidas para evitar los contagios del Covid-19. Después, como ha ocurrido en otras ocasiones, el presidente Fernández las comunicará y una vez definidas cada provincia las adaptará de acuerdo a la realidad de cada una. En el caso de San Juan, hasta ahora no se ha registrado un aumento de los contagios y las cifras se han mantenido más o menos estables. Incluso en los últimos días se conoció un dato alentador, y es que se viene manteniendo una tendencia a la baja en la cantidad de internaciones en las áreas Covid de los centros asistenciales.

En el caso de disponerse nuevas medidas, la mayor preocupación que hay en San Juan, al igual que en el resto de las provincias, es que se puedan llegar a instrumentar disposiciones que puedan afectar la actividad económica, que ya viene muy golpeada por los efectos de la pandemia.

En ese sentido, en San Juan vienen funcionando muy bien el turismo interno, al punto que departamentos como Calingasta y Jáchal vienen trabajando con un ciento por ciento de nivel de ocupación, mientras que la cifra cae al 85% en Iglesia y Valle Fértil. Pero hay preocupación para las próximas semanas si se instrumentan restricciones en la circulación de las personas y en el transporte público de pasajeros.

De lo que ha trascendido del encuentro virtual del presidente Fernández con los gobernadores, la intención es no parar la economía, no frustrar vacaciones ni la actividad en lugares turísticos. Y en ese sentido los restaurantes, cafés y bares podrían seguir funcionando hasta los horarios establecidos hasta ahora. En el caso de San Juan, en los primeros días de diciembre del año pasado y frente a las celebraciones de fin de año, el Gobierno provincial dispuso, por ejemplo, autorizar a los establecimientos gastronómicos a funcionar hasta las 2 de la mañana de domingo a jueves y hasta las 3, los viernes, sábados y feriados. También se extendió el número de personas por mesas, hasta 8 comensales. La capacidad de ocupación en los locales continúa siendo de un 30% en espacios cerrados y de un 40% en lugares abiertos. El temor ahora es que esa situación pueda cambiar y vaya a afectar a la actividad.

Sin plazos

En el Gobierno provincial sostienen que todavía no hay fechas para instrumentar los cambios que se puedan llegar a consensuar con el Gobierno nacional. El presidente Fernández podría hablar el fin de semana y después se verá qué se hace en San Juan.

Deja tu Comentario

<