Dos funcionarias fueron clave para salvar a una mujer y sus 3 hijos que estaban secuestradas en La Plata

"Mi mamá y mis hermanos estamos seguestradas (*Ndr: así lo escribió la menor) en la casa del novio de mi mamá”, decía el mensaje de una niña de 11 años de la provincia de Buenos Aires que llegó al WhatsApp de la Dirección de la Mujer de San Juan.

El texto llegó a las 20 del sábado 12 de septiembre, tan sólo dos días después de que el área habilitara esta nueva línea de asistencia y contención de víctimas de violencia de género. El número no era de la provincia, el mensaje tenía algunos errores, pero aún así encendió la alarma de quien tenía el celular en esos momentos, la subdirectora de la Mujer, Victoria Benítez. Rápidamente se comunicó con la directora del área, Adriana Ginestar, y empezaron con las averiguaciones.

Los 1.666 kilómetros que separan San Juan con La Plata, capital de Buenos Aires, no fueron impedimento para que estas sanjuaninas actuaran ante el secuestro de una niña de 11 años, dos niños de 2 y 5 y su mamá, una mujer de entre 25 y 30 años.

Ambas comenzaron a pedirle datos a la nena que primero les enviaba textos. A los minutos empezó a mandar audios en los que susurraba, al parecer estaba escondida para que su madre no la viera pedir ayuda. “Mi papá está afuera, está tomando, tiene una remera gris”, les decía en uno de los audios. “Manden a la Policía”, pedía en otro. Y así siguió. Contó que el hombre decía que las quería matar y hasta mandó la dirección de la vivienda en la que estaba junto a su madre y sus hermanos.

Mientras tanto, Adriana y Victoria averiguaban cómo ayudar desde San Juan. Primero se contactaron con la línea 144, pero como sólo es de asesoramiento, mucha suerte no tuvieron. Luego llamaron a la consejera federal de Buenos Aires, Estela Díaz, y le contaron lo que estaba ocurriendo.

En ningún momento perdieron el contacto con la nena, incluso la tranquilizaron a través del teléfono y le aconsejaron que fuera borrando todos los mensajes que ella mandaba y le enviaban desde el área Mujer. Esto se lo solicitaron para que, en caso de que el hombre ingresara a la vivienda, no viera que la ayuda estaba por llegar y cometiera algún hecho.

Los minutos pasaron y cerca de las 21 la consejera derivó el suceso a la Dirección de Casos Críticos. Las sanjuaninas comenzaron a mantener contacto con la encargada de esa área a quien le reenviaban todo el material que recibían de la nena.

Cerca de las 22 ya tomó contacto la mamá y ahí fue cuando Adriana y Victoria notaron la veracidad del caso. “Antes dudábamos porque cuando le pedimos el domicilio, nos pasó dos calles que tenían números, no sabíamos si existían, pero después nos enteramos que en La Plata las calles son con números”, explicó Adriana a este medio.

En ese momento notaron la desesperación de la mujer que estaba siendo amenazada por su pareja. “Por favor vengan, vengan ya”, les dijo en un audio. “Nos va a matar porque sigue tomando. Vengan en autos de civil”, agregó después.

Para que el abordaje fuera rápido, desde Dirección de Asuntos Críticos dieron intervención al Ministerio de Seguridad y a la Secretaría de Niñez y Adolescencia, ambas de la provincia de Buenos Aires. Entre todos actuaron: llegaron de civiles al domicilio y rescataron a la mamá junto a sus tres hijos.

“A nosotras nos avisaron que la familia ya está a salvo y con medidas de protección”, informó Adriana. También contó que a los cuatro los trasladaron hasta la casa en la que vive la mujer que está en otra localidad de Buenos Aires.

Desde la Dirección de la Mujer local aún están sorprendidas debido a que el número de celular había sido difundido tan sólo dos días antes de que llegara el mensaje de esta nena de 11 años.

“Fue una experiencia satisfactoria, más allá de los nervios que teníamos a la distancia. Lo bueno es que funcionaron todas las redes y están a salvo”, cerró la directora de la Mujer.

Tras lo ocurrido con esta niña de la localidad de La Plata que se comunicó con la Dirección de la Mujer de San Juan, desde Nación comenzaron a trabajar en la creación de un protocolo específico para emplear cuando sucedan estos casos.

Otro caso similar

Hace unos días, al celular de la Dirección de la Mujer ingresó un llamado de una mujer de entre 30 y 40 años de San Luis: pedía ayuda y asesoramiento debido a que era víctima de violencia de género. En este caso actuaron de forma similar a la de Buenos Aires, por lo que se contactaron con la consejera federal de la provincia y tomaron intervención de forma inmediata.

Dónde pueden pedir ayuda las víctimas de violencia de género

Las mujeres que sean víctimas de violencia física, psicológica, económica, patrimonial o sexual, pueden pedir ayuda a través de diversos números telefónicos. Uno de ellos es el 4222713 de la Dirección de la Mujer, ubicada en calle 25 de Mayo 451 oeste.

También se puede llamar a la Línea Rosa 0800 666 6351. En el caso de que se encuentren menores, pueden contactarse con la línea 102.

Además, se pueden enviar mensajes o hacer llamadas por WhatsApp al 2644865622.

Otra de las opciones es la comisaría de la Mujer que está en calle Sabatini 298 este, esquina Tucumán, Barrio Edilco, Rawson. El teléfono directo para realizar las denuncias es el 4281589.

Deja tu Comentario

<