Dos localidades cauceteras entre las más pobres de Argentina

Desde el Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica de Cuyo, emitieron un informe con cifras preocupantes sobre la pobreza en Argentina, precisamente, sobre los niños que atraviesan esta situación en el país. Dieron a conocer que, el 62,5% de los menores de hasta 17 años tiene alguno de sus derechos vulnerados. La cifra es de 2017 y representa un alza de 2% respecto de 2016, alcanzando el nivel más alto desde 2013.

Tristemente, hay dos localidades cauceteras que forman parte de la lista de las 100 localidades más vulnerables de Argentina, aunque, son varios los lugares de la provincia que aparecen en la cruda estadística.

Las que atraviesan realidades más preocupantes son Las Talas y Merayes, pueblos pequeños en los que los habitantes parecen haber quedado en el olvido ya que no cuentan con cloacas, la mayoría son casas rurales, no tienen baños para cada una de las familias, viven en situaciones de hacinamiento y, en muchas ocasiones, no tienen ni agua para tomar.

En el asentamiento Las Talas, a 5 kilómetros de Caucete, José Sandovare un chico de 15 años vive junto a sus padres, ninguno logró terminar la escuela. En su casa no tienen ni luz ni agua por lo que entre las pocas opciones que tienen está la de tomar el líquido que pasa por el canal o juntar en tachos la que deja la municipalidad. Sin embargo, lo desesperante es que ni su mamá ni su papá poseen trabajo y la Asignación Universal por Hijo es lo único que tienen para sobrevivir.

En este informe presentado se evalúan, además de los ingresos necesarios para subsistir, los índices vinculados con la alimentación, la salud, la vivienda, los espacios de socialización y el acceso a las nuevas tecnologías, entre otros.

En el caso de Las Talas, los 184 hogares que hay son rurales, en ellos hay un total de 805 habitantes de los cuales 354 son niños de 0 a 17 años y 50 no asisten a establecimientos educativos.

El 93% de esos hogares no tienen accesos a cloacas, es decir, 171 viviendas. En cuanto a los baños, los de uso exclusivo son un sueño para quienes viven allí ya que hay 168 familias que no pueden acceder a ellos. Otro de los datos preocupante es el hacinamiento extremo que sufren 50 familias de las que se encuentran en las vulnerables condiciones del lugar.

Marayes es otras de las localidades cauceteras que ocupan un lugar en la lista nacional, allí hay solo 99 habitantes que viven en 24 casas, todas rurales. De ese casi centenar de personas, 50 son niños de 0 a 17 años de edad, hay 3 de ellos que están en edad escolar y no asisten a establecimientos educativos. El 96% de las viviendas no posee cloacas, es decir, 23 hogares, y 18 de las mismas no poseen baños exclusivos. En cuanto a las condiciones de hacinamiento extremo, son 3 familias las que lo sufren.

Algo a tener en cuenta es que, a finales del mes de junio, el ministro de Desarrollo Humano de la provincia admitió que la pobreza en el país era preocupante y que, debido a la situación económica actual, se habían tenido que habilitar más merenderos escolares ya que, en muchas ocasiones, esta era la única comida que percibían al día los chicos.

 

Deja tu Comentario

<