Ecogas quiere un aumento del 28 por ciento

En la audiencia pública que se realizó ayer en Mendoza, Ecogas presentó un pedido de aumento de 27,6% en promedio para la tarifa residencial y de 24,3% para la tarifa social.  El incremento repercutirá en los usuarios de todo cuyo.

El monto no incluye la diferencia que reclaman las distribuidoras entre el tipo de cambio que se había estimado, de enero a setiembre, ya que el precio del gas está dolarizado.

El director de Operaciones  y Finanzas de la empresa, Daniel Rivadulla, explicó que esta variación que solicitan responde a la actualización por inflación en las tarifas de transporte y distribución, y también por el impacto de la devaluación en el precio del gas. El monto que paga un usuario residencial se compone en un 40% por el precio del gas, un 30% por lo que reciben las distribuidoras, un 10% de transporte y un 20% de impuestos.

Hay que recordar que en el marco de la revisión integral tarifaria, después del congelamiento de 15 años, se autorizaron tres aumentos: en abril de 2017 (27,6%), en diciembre de 2017 (39%) y en abril de 2018 (40%). A partir de entonces se estableció que la actualización de las tarifas de las distribuidoras y de transporte iba a ser por inflación. Rivadulla señaló que el Índice de Precios Internos al por Mayor (IPIM) acumulado de enero a agosto de 2018 se estima en 28,82%.

Pero el otro factor que analizó el representante de Ecogas es el impacto del tipo de cambio en el precio del gas. Esto, porque la cotización en función de la cual se contrató la compra en boca de pozo a los productores se estimó de $18,33 de enero a marzo -cuando pasó de $20,2 a $26- y de $20,35 de abril a setiembre, cuando el dólar trepó desde los $27,2 en abril a los $41 en unos días de agosto.

Rivadulla planteó que los acuerdos perdieron vigencia porque se contemplaba que todo incremento en el precio del gas que superara el 20% se debía trasladar a la tarifa -lo que no ocurrió- y porque las bases y condiciones establecen el principio de pass trough. Este implica que las distribuidoras no deben ganar ni perder por el precio del gas.

La empresa distribuidora solicitó a los productores una renegociación de los contratos para que el tipo de cambio de octubre a marzo se fije en $31 y para pagarles en cuotas las diferencias diarias acumuladas, producto de este descalce entre la cotización estimada y la efectiva. También pidió que tuvieran en cuenta que ha aumentado la oferta disponible y habrá una disminución de la demanda (el consumo en verano es inferior).

Deja tu Comentario

<