El Cívico volvió a la actividad: escasos empleados, filas y control de fiebre

Desde las 7.30 de la mañana de este lunes, el Centro Cívico abrió sus puertas para la atención al público aunque con ciertas restricciones en el ingreso de personas como así también el servicio en las diversas reparticiones. Una larga fila se puede observar en la entrada por Libertador, custodiada por personal policial que controla la temperatura corporal.

Como lo había anunciado Gobierno, en el marco de la cuarentena administrada, quienes pueden hacerse presente en el edificio público más grande de la provincia son aquellos que tienen sus documentos terminados en 0 y 1. Deben respetar la distancia mínima de dos metros y, sí o sí, tener un cubrebocas para poder entrar.

Si bien las instalaciones volvieron a la actividad, la circulación de personas en el interior es mínima y el personal que allí desempeña tareas es escaso, continuando con sus responsabilidades en la modalidad de teletrabajo. Los empleados estatales que asisten al Cívico tienen un ingreso particular.

 

Deja tu Comentario

<