El nene que se salvó de morir por monóxido se recupera lentamente

Mariano Mariño, el nene de 8 años que llegó al hospital Rawson en grave estado por inhalación de monóxido de carbono, hecho que le costó la vida a su hermana mayor, Julieta de 10 años, se recupera lentamente en la terapia del hospital, según informaron sus familiares.

“El nene está consciente y le están realizando diálisis para limpiarle los riñones y el hígado”, contó su tía Romina.

Aún no saben cuándo le darán el alta.

El 28 de junio fue el día de la tragedia, cuando la mamá de los nenes puso en la pieza donde dormían un brasero para calentarla porque Julieta le había dicho que tenía frío, según contó su papá.

A la madrugada, la madre se levantó descompuesta por el monóxido y los niños desvanecidos. Los dos fueron trasladados al hospital pero Julieta llegó sin vida.

Deja tu Comentario

<