El programa “Niñez en Familia”, la estrategia estatal contra el trabajo infantil

El 20 de febrero de este año, el gobernador Sergio Uñac, junto al ministro de Desarrollo Humano y Promoción Social, Fabián Aballay, presentaron en sociedad el programa “Niñez en Familia – Déjalos Jugar”Desde aquel momento, la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia viene monitoreando los sectores de la comunidad donde se vulneren los derechos de niñas, niños y adolescentes. Se conformó un equipo de profesionales idóneos que llevan adelante esta tarea en una amplia franja horaria y donde se actualizan estrategias de manera constante para hacer un mejor trabajo mes a mes.

La Organización de la Naciones Unidas determinó que el 12 de junio sea declarado como el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. Se estima que ya hay 152 millones de niños y niñas en situación de trabajo infantil, de los cuales 72 millones realizan trabajos peligrosos. Estos niños ahora tienen un riesgo aún mayor de enfrentar circunstancias aún más difíciles y de trabajar más horas al día. Este año, la campaña del día mundial será virtual y se organiza conjuntamente con la Marcha Mundial contra el Trabajo Infantil y la Alianza Internacional de Cooperación sobre el Trabajo Infantil y la Agricultura (IPCCLA).

Según la Convención sobre los Derechos del Niño, tratado internacional avalado y sostenido con la propia Constitución Nacional, se reconoce que todos los niños y las niñas tienen igualdad en el ejercicio de sus derechos. No hay motivos raciales, sexuales, religiosos, económicos, de género, étnicos o sociales, ni de nacionalidad, que impliquen el incumplimiento de sus derechos. Muchas veces, los propios tutores son quienes violan estas premisas, en otros tantos casos son personas cercanas, de confianza, que promueven actividades laborales o de sustento con el esfuerzo de los chicos.

“Niñez en Familia” nació como un programa para desterrar estrategias de supervivencia que fomentan los adultos en perjuicio de los niños, niñas y adolescentes. La igualdad ante la ley se ve vulnerada cuando las condiciones y exigencias familiares, sociales o culturales inducen al niño o niña a realizar labores que nada tienen que ver con su edad o su desarrollo físico e intelectual. El trabajo infantil está condenado por la humanidad toda y su prevención es defender el futuro de las generaciones.

Estadísticas de “Niñez en Familia”

  • En los meses de trabajo del programa (febrero – marzo) se registraron 46 casos abordados en total, con mayor prevalencia del turno mañana (33) sobre el turno tarde (13).
  • Los casos que se abordan van surgiendo según el horario de comercio de la provincia, llegando al máximo de casos abordados entre las 11:00 y las 12:00 horas y luego entre las 18:00 y 19:00 horas.
  • La mayor cantidad de niños, niñas y adolescentes (NNyA) intervenidos tiene entre 14 años (3 casos), 15 años (5 casos) y 16 años (4 casos).
  • Las causas y/o motivos más frecuentes de Estrategias de Supervivencia están vinculados con la venta ambulante (76%) y la mendicidad (15%).
  • Según el lugar de procedencia de los y las NNyA que fueron abordados por el programa. El 35% declaró residir en el departamento de Rawson. Seguido por el departamento de Chimbas que representa el 30% .
  • La mayoría de las intervenciones realizadas fueron de tipo informativa (81%) y solo 8 (17%) fueron trasladados al Hogar Paula.
  • Se observó una tasa del 20 % de casos (9) que reincidieron sobre el total de 46 casos.

Dentro de la amplia gama de actividades que se consideran trabajo infantil, el presente programa aborda la problemática de lo que se conoce como “Estrategias de Supervivencia” (en adelante EdeS) en donde niños o adolescentes se ven obligados por la situación social o por injerencia de un tercero o de sus propios padres, a encontrarse en “situación de calle” o manifestando un pedido de “mendicidad” o “cirujeo”, o cuando requieren una “colaboración a cambio de estampitas”, entre otras.

El trabajo infantil realizado por los NNyA tales como la recolección de cartones; el reparto de volantes en la calle; la venta de flores, lapiceras y estampitas; el cuidado de autos; el cirujeo, la limpieza de calzado; o directamente la mendicidad entre otras actividades, son EdeS, prácticas consuetudinarias cuyo ejercicio vulnera sus derechos.

Jardines de Cosecha

Desde la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia, que depende del Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social, también se desarrolla el programa que promueve que, mientras los papás y mamás estén trabajando la temporada de cosecha, los hijos permanezcan al cuidado de profesionales.

Los “Jardines de Cosecha” se encuentran planificados en el marco de las Políticas de Protección Integral de la Niñez, Adolescencia y Familia, de la Convención Internacional de los Derechos del Niño la Ley Nacional 26.061.

El programa, que nació en el año 2009, se desarrolla durante los meses de enero, febrero y marzo, ligados fundamentalmente a las tareas agrarias de zonas rurales donde se desarrolla la cosecha de los frutos. En sus comienzos, el mismo desplegó actividades para 600 niños y niñas en 19 espacios. Durante el 2020, se llegó a ampliar exponencialmente, llegando a 1860 chicos, distribuidos en 41 Jardines de Cosecha.

La decisión política del Gobierno de San Juan no es solo evitar actividades de mendicidad o trabajo infantil sacando a los niños, niñas y adolescentes de las calles y espacios laborales. Va mucho más allá, es profundizar las políticas sociales que se llevan adelante a través del trabajo interministerial y convocar a todos los actores que tengan incumbencia en niñez y adolescencia para que se pueda abordar la problemática de raíz y brindar a la familia involucrada todos los beneficios que le corresponden por derecho y así eviten estas actividades ilegales.

Deja tu Comentario

<