Escándalo: ¿mujer policía tenía sexo en horario de trabajo?

Una agente de la Policía de San Juan aparentemente no aguantó sus deseos libidinosos y, olvidando que estaba de guardia, se encerró en un auto con un hombre para tener sexo. Y hay video y fotos, según la vecina que llamó al 911 para denunciar la insólita escena de los apasionados amantes en una calle de Trinidad, en Capital.

Si es verdad o no, ahora es materia de investigación en la Subsecretaria de Control de Gestión y la Jefatura de Policía, que iniciaron un sumario administrativo contra esa joven agente de Policía de no más de 30 años. La mujer presta servicio en la Seccional 3ra y estaba de consigna como custodia en la puerta del lugar donde vive un detenido por delitos de Lesa Humanidad que goza de prisión domiciliaria, en el barrio Sarassa, señalaron fuentes de la fuerza.

Todo pasó el martes a la madrugada, alrededor de la 1. Y la que delató a la agente de Policía fue una vecina del barrio Sarassa que llamó a esa hora al 911 y denunció escandalizada que una mujer policía estaba teniendo sexo dentro de un auto, frente al edificio suyo. Por si fuera poco, aseguró que los filmó y tomó fotos para dar fe de lo que estaban haciendo. El llamado de alerta llegó a oídos del comisario que estaba de turno esa noche, entonces envió a un oficial fiscalizador del Departamento de Operaciones D-3 a verificar la denuncia. Fue así que una patrulla policial concurrió al barrio Sarassa buscando al auto descripto por la denunciante hasta que lo encontró.

Altas fuentes policiales aseguraron que efectivamente la agente estaba en el interior de un vehículo particular con un hombre de civil, que sería su novio, pero no pudieron constatar que estaban teniendo relaciones íntimas. Al menos, no los sorprendieron en pleno acto sexual. De todas maneras iniciaron un sumario administrativo contra la mujer policía, dado que estaba con un civil y en un auto particular cuando su función era estar de guardia cuidando el objetivo ordenado, aseguró un alto mando de la fuerza.

La situación es más grave si comprueban que la mujer policía estaba teniendo sexo. En la fuerza señalaron que, esa noche, los policías trataron de localizar a la mujer que llamó al 911 pero no la ubicaron. Ahora es el personal de la Subsecretaria de Control de Gestión la que busca a esa supuesta testigo para que declare y aporte el video y las fotos que dijo tener. La mujer policía actualmente sigue trabajando, pero puede ser sancionada y hasta echada.

Deja tu Comentario

<