Estiman que entre el domingo y el martes se repartirán las vacunas recién llegadas de Rusia

Este sábado, Aerolíneas Argentinas concretó el segundo viaje que realiza a Moscú para transportar vacunas. La aeronave había partido de Buenos Aires el jueves último a las 21.14 y tras 15 horas y 25 minutos de viaje, aterrizó en Moscú el viernes a las 18.23, hora local, 12.23 de nuestro país.

El proceso de carga en el aeropuerto Sheremétievo llevó poco más de cinco horas, con una temperatura ambiente de 20 grados bajo cero, pero sin que se registraran nevadas durante ese lapso, lo que facilitó el procedimiento.

Finalizado el trámite de carga, el avión despegó a las 0.20 hora rusa (las 18.20 de Argentina) y tras dejar el espacio aéreo ruso, sobrevoló Bielorrusia, Lituania, Polonia, Alemania, Francia, el norte de España y Portugal, cruzó el Océano Atlántico, pasó por Fortaleza (Brasil) y Uruguay hasta arribar a Ezeiza.

La travesía estuvo a cargo de 10 tripulantes, entre pilotos y copilotos, que se fueron alternando al comando de la aeronave en forma simultánea, a los que se sumaron despachantes, técnicos y personal de carga, para llegar al total de 20 personas a bordo.

La presidenta de Correo Argentino, Vanesa Piesciorovski,  indicó que la empresa de transportes Andreani "seguirá armando las conservadoras, porque tienen más experiencia" en el tema y el Correo Argentino "distribuirá" las vacunas. "Mañana se estarán retirando las conservadoras y entre el domingo a la noche y hasta el martes a primera hora se estarán repartiendo las dosis", sentenció.

La carga de la vacuna Sputnik V, con un peso de ocho toneladas, fue transportada en la bodega del Airbus, embalada en contenedores denominados thermobox fabricados por la empresa DHL, que mantienen la refrigeración durante el tiempo suficiente para completar el vuelo sin escalas entre Moscú y Buenos Aires, así como también en la descarga y primera etapa de distribución.

Ni bien el avión estuvo en tierra, se procedió con rapidez a la descarga de cada uno de los pallets, que fueron ubicados en los camiones frigorífico que aguardaban a un costado de la pista, para luego, en caravana y escoltados por la Policía Federal, se dirigieron hacia los centros de distribución.

En esta primera instancia de la campaña de vacunación, la población objetivo es el personal de salud entre 18 y 59 años que se desempeña en unidades de terapia intensiva y en laboratorios de microbiología de instituciones ubicadas en los grandes aglomerados urbanos.

Deja tu Comentario

<