Fernández anunció la intervención del Grupo Vicentín que tiene una planta de mosto en San Juan

El presidente Alberto Fernández anunció hoy la intervención del grupo cerealero Vicentín y que remitirá al Congreso un proyecto de ley para su expropiación, para "rescatar" a la empresa de manera de permitirle afrontar la crisis financiera.

Destacó que todos los activos del Grupo Vicentín serán parte de un grupo fiduciario que estará a cargo de YPF Agro, como parte de un Decreto de Necesidad y Urgencia para el rescate de la empresa agroexportadora. En ese proceso, el interventor designado es Gabriel Delgado. A través del Congreso, además, buscarán la expropiación de la agroexportadora.

Fernández estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas y la senadora nacional por la provincia de Mendoza Anabel Fernández Sagasti, que fue, de acuerdo a Fernández, impulsora del proceso.

Esta acción tiene impacto en San Juan ya que el Grupo Vicentín es propietaria de la planta elaboradora de jugo concentrado de uva (mosto) en San Juan. Se trata de ENAV, cuyas instalaciones están en Chimbas, que recibe producción de San Juan y de Mendoza y tiene una capacidad de elaboración de 12 toneladas y puede moler hasta 50 millones de kilos de uva fresca. Son 100 personas las que allí trabajan y de acuerdo a lo que dijo el presidente, tienen garantizada la continuidad de sus fuentes de trabajo.

La producción de ENAV, de acuerdo a los datos de la web de Vicentín, llega a mercados como Estados Unidos, Unión Europea, Rusia, Ucrania, Sudáfrica y Australia.

Más sobre el anuncio

La empresa Vicentín “será declarada de utilidad pública” y destacó su relevancia también en la producción de alimentos. En una conferencia de prensa, el Presidente confirmó que “los trabajadores de Vicentín continuarán en sus puestos de trabajo” y “que los 2600 productores que operan con la entidad seguirán trabajando con ella”.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aseguró hoy que el rescate del grupo cerealero Vicentín permitirá sostener su "papel central en el mercado agroindustial" y que al Estado le dará la ocasión de contar con una "empresa testigo en el mercado de granos y en el mercado de cambios".

El 10 de febrero pasado, la empresa Vicentin, una de las principales compañías agroexportadoras de la Argentina, solicitó la apertura de su concurso preventivo de acreedores, tras la cesación de pagos en la que cayó en diciembre, cuando no pudo hacer frente a deudas con proveedores por US$ 350 millones.

En total, la deuda de Vicentín es de US$ 1.350 millones, de los cuales unos US$ 1.000 millones son con los bancos y otros US$ 350 millones con empresas del sector agrícola.

El Banco Nación es el principal acreedor de la empresa, por un monto superior a los $18.000 millones, seguido por el Provincia, con $ 1.600 millones, y el Banco de Industria y Comercio Exterior (BICE), con $ 5 millones.

Deja tu Comentario

<