Fuerte operativo contra los taxis "truchos"

La cantidad de "taxis o remises truchos" aumentó en la época de pandemia y por eso desde Tránsito y Transporte salieron a endurecer los controles a las calles para poder detectarlos y sacarlos de circulación. Así lo indicó Gonzalo Rojas, director de Tránsito quien explicó que la crisis económica provocada por la pandemia llevó a que muchas personas optaran por la ilegalidad pero eso conlleva riesgos.

"En la gestión pasada se entregaron 400 licencias y más de la mitad fueron a los que estaban laburando en la ilegalidad. Pero la crisis económica hizo que la cantidad de taxis ilegales aumentara ahora. Los que tienen un autito ponen imanes y salen a trabajar. Sabemos que salen porque no tienen otro sustento, es común que ante crisis se aumente la cantidad pero eso no está bien", señaló a Diario La Provincia SJ.

Si bien no hay una cifra puntual de cuánto ha sido el aumento, sí se sabe que muchos que han estado trabajando en otros rubros y son despedidos, aprovechan la indemnización para salir a trabajar un auto. Sin embargo al no tener seguros ni los permisos que los habilitan desde Tránsito, los lleva a poner en riesgo a quienes llevan en los vehículos.

"Aproximadamente se están agarrando 3 por semana en cuanto a radiación de vehículos. En cuanto a actas labradas deben haber 4 o 5 más a parte. Por lo general la mayoría de las infracciones son por no tener licencia y están ploteados como taxi o remis y están trasladando a alguien sin habilitación. Ésa es una de las infracciones que es más recurrente", explicó.

Pero también los taxis legales caen en infracciones y es porque tienen "alguna falencia" en sus papeles. El más común es porque están haciendo cambio de unidad y no esperan a que el trámite termine (tiene una demora de 5 días) y salen a trabajar. "Ellos continúan como si fuera legal. Se agarran bastantes taxistas en esas condiciones. Es una de las más comunes. A los que están legales no se radia los vehículos pero en la ley 814 ahí están estipuladas las faltas graves y leves", detalló.

Para hacer estos operativos, Tránsito y Transporte cuenta con 11 inspectores que salen a las calles con patrulleros o policía motorizado. De esa forma se aseguran que los autos que detienen en su circulación respeten la medida y cumplan. Muchos de los que son multados aceptan que cometieron una infracción pero hay otros que reclaman o directamente caen en la reincidencia.

"Las consecuencias son gravisimas si circulan en infracción. Una multa máxima es de 37 mil pesos pero la más grave es que tengan un accidente. El seguro cubre contra terceros pero si tienen una muerte y la familia acciona contra el chofer no hay seguro que los cubra", aclaró.

Deja tu Comentario

<