Gas pimienta y picana, una tendencia que crece entre los sanjuaninos

A las 23 regresa de trabajar. Baja del colectivo, toma un pequeño aerosol de su bolso, la camufla en la mano derecha y se dispone a caminar siete cuadras hacia su hogar. Hace un par de meses, ese recorrido era interminable. El temor a ser atacada nuevamente por un delincuente hacía de su viaje una tortura. Hoy se siente más segura.

“Lo llevo desde que un delincuente me golpeó para robarme. Puede ser psicológico, pero me siento más segura”, expresó  Ana Carmona (24) a Tiempo de San Juan.

Así como Ana, miles de sanjuaninos están optando por la compra de armas no letales como método de defensa personal, ante el miedo de ser víctima de delincuentes.

Según un relevamiento realizado por Tiempo de San Juan entre los negocios del rubro, el gas pimienta y la picana son los insumos más solicitados por los sanjuaninos, pero también están quienes se animan a las manoplas, a los palos extensibles y a las armas blancas.

Gas pimienta

Es un compuesto químico creado a partir de un aceite que se encuentra de forma natural en muchos tipos de pimientos picantes. Entre estos los más comunes son el pimiento de cayena y los chiles.
Este aceite posee altos contenidos de la llamada capsaicina, la cual en el organismo provoca una fuerte irritación. Si alguna vez has probado un pimiento picante de este tipo sabrás a lo que me refiero: una sensación de calor intenso, como si algo se estuviera quemando. Sensación se prolonga en el tiempo y se hace difícil librarse de ella por completo.

Picana

La picana da golpes de corriente o descargas sostenidas en contacto con el cuerpo y sus efectos en las partes más delicadas son devastadores.

Esta opción es la más solicitada entre los varones. Cuestan alrededor de 800 pesos.

Deja tu Comentario

<