La U. V. de Villa Independencia Una vecinal que distribuye agua no puede pagar la luz por la crisis

Se trata de la Unión Vecinal Villa Independencia, que abastece con el servicio a 4.000 personas. Tuvieron que armar un plan de pagos con DECSA para que no les corten la luz.

La unión vecinal Villa Independencia se encarga de brindar el servicio de agua potable a 4.000 vecinos del populoso complejo habitacional caucetero. En el último tiempo les ha costado pagar el servicio de energía eléctrica. El problema se les terminó de ir de las manos en julio, cuando la agrupación llegó a acumular cuatro boletas impagas de luz, cada una de $50.000. Para evitar el corte, tras una negociación armaron un plan de pagos con DECSA.

El aumento de la tarifa de energía eléctrica sumado a la crisis, que lleva a los vecinos a no cumplir mensualmente con los pagos del agua, condujeron a la vecinal a una situación compleja. Meses atrás el municipio le pagó a DECSA las boletas atrasadas de la agrupación, según informaron fuentes de la empresa que maneja la energía en Caucete.

La agrupación abastece de agua a los vecinos gracias a unas bombas eléctricas que están en funcionamiento. Las bombas consumen mucha energía y su uso no se puede limitar porque implica afectar a los vecinos.

"Los cobros no están funcionando bien. El pago por los servicios eléctricos no están al día y la deuda llegó a ser de $126.000. Estaba en situación de corte, pero para que los 4.000 vecinos no se queden sin agua habilitamos un plan de pagos", dijo el director de DECSA, Federico Torres.

Como pasó con otras agrupaciones que brindan el servicio de agua potable, hay vecinos que impulsan que OSSE se haga cargo del dotar de agua a la populosa villa caucetera, una de las más tradicionales de San Juan.

Natalia Caballero - TSJ

Deja tu Comentario

<