Murió un caucetero que cumplía condena en el penal

Miguel Ángel Gonzáles Cano (29) oriundo de Caucete era un delincuente que llegó al Servicio Penitenciario Provincial por un robo simple que le valió 2 años y medio de presión pero estaba a poco de salir. Este lunes por la mañana fue hallado sin vida, acostado en la cama de su celda.

Este reo había sido hospitalizado ayer debido a que, supuestamente, se autoagredió con una Gillette. Se había realizado cortes en su brazos, precisaron fuentes del caso. No llegó sólo al Servicio de Urgencias del Hospital Rawson, junto a él y con heridas similares, lo hizo Gustavo Armando Herrera Acosta (48). Ambos estaban alojados en el Sector IV, Pabellón 2.

Según informó la Secretaría de Seguridad de la provincia, Gonzáles Cano no presentaba signos aparentes de violencia al momento de ser hallado. Igual se investigan las causas del fallecimiento y será clave lo que arroje el resultado de la autopsia.

"La Dirección del Servicio Penitenciario Provincial aclara que no hay disturbios, no hubo riña o alteración de orden, ni hubo peleas entre internos. El interno fallecido estaba a disposición del Juzgado de Ejecución", indicó el comunicado.

Interviene en la investigación personal de la Comisaria 30ma y la causa recayó en el Segundo Juzgado de Instrucción.

Deja tu Comentario

<