Otra represión otra muerte

Mientras que el Gobierno Nacional alimenta la teoría del enfrentamiento para dar cuenta de los sucesos en que resultó muerto el joven mapuche Rafael Nahuel, de 21 años, la APDH y miembros de la comunidad Lafken Wuinkuñ Mapu, aseguran que no estaban armados, que respondieron con piedras y que los prefectos “los corrieron a tiros”.

Al igual que en el caso de Santiago Maldonado, la estrategia de “tu palabra contra la mía”, pretende sembrar dudas sobre los alcances del operativo de las fuerzas federales de seguridad que, este sábado, causó la muerte de Rafael Nahuel.

Mientras el Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich emitió un comunicado hablando de enfrentamientos a tiros, disparos “preventivos” de los integrantes del grupo Albatros de Prefectura Nacional, y “gritos de guerra” por parte de los mapuches; los integrantes de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) que este domingo visitaron el lugar aseguran que “sólo hubo disparos” por parte de los uniformados. “Los corrieron a tiros”, sintetizó Rubén Marigo, miembro de la APDH barilochense.

 

Deja tu Comentario

<