Profanación en el cementerio de Caucete

Un 30 de mayo de 2016, personal del municipio de Sarmiento se topó en la mañana de aquél día, con una desagradable escena en el cementerio de Media Agua: se encontraron con mausoleos abiertos, nichos rotos y urnas funerarias destrozadas.

Según contaron fuentes policiales en ese momento, habían puertas rotas 'como si fuera con barretas o picos', y unas 15 urnas funerarias abiertas, quedando los huesos de varias personas fallecidas a la vista de todos.

Este martes 30 de mayo, dos años después de aquél antecedente en Media Agua, se dieron a conocer la profanación de tumbas en el cementerio caucetero. Un hombre encontró en un nicho que fue a visitar un vino, un whisky, velas rojas y blancas, dos copas llenas de whisky, una cadenita y las iniciales "BNA" marcadas en la pared

Algunos antecedentes en los últimos años:

El 3 de abril de 2018, una mujer denunció que, cuando llegó al cementerio de Albardón a visitar un familiar, le habían sustraído las placas de su padre y de su tío. Las placas del cementerio son de travertino, una piedra sedimentaria y bastante costosa que se utiliza generalmente para la ornamentación del nicho.

El 2 de octubre de 2017, el municipio de Ullum, decidió poner cámaras de seguridad en el cementerio de ese departamento debido a los innumerables casos de profanación que se vivían allí. El último había sucedido el 23 de mayo de ese año. Ese día vándalos rompieron los vidrios de las tumbas, en algunos casos se llevaron elementos para recordar a los fallecidos (como ositos de peluche, cigarrillos y rosarios).

El 19 de septiembre de 2014, se robaron dos tumbas de niños. En uno de los casos se habrían llevado un cuerpo en su totalidad y en el otro caso, algunos huesos. Este hecho ocurrió en el cementerio de Pedernal.

Deja tu Comentario

<