Se van los chicos ECO, ¿qué harán con los “trapitos”?

Desde el anuncio de la nueva metodología “autoservicio” del ECO en 9 cuadras céntricas, los ciudadanos mostraron preocupación por la vuelta de los cuidacoches o trapitos a esas zonas. Es que la implementación del sistema medido consiguió desplazar esta forma de trabajo ilegal del microcentro sanjuanino.

Ante esta positividad, desde el municipio capitalino ya comenzaron con medidas preventivas para que no vuelvan a aparecer estos personajes en el centro. Las estrategias se dividen en dos momentos: cuando funciona el ECO y cuando no.

Es que en el horario en el que está activo el servicio capitalino es prácticamente imposible que alguien quiera ocupar el puesto en las cuadras sin personal. “Por el momento todavía tenemos ayudantes en los lugares, para que la transición no sea tan dura y los usuarios cuenten con ayuda, pero cuando se vayan igual van a estar Monitores urbanos, inspectores y a pocos metros, en otras cuadras, hay más personal. Si cualquiera de estos trabajadores de la municipalidad ve que alguien quiere trabajar como trapito en el lugar, será asistido por la Policía para retirarlo”, explicó Darío Molina, director operativo del ECO.

Por otro lado, fuera del horario del servicio y los fines de semana, han reforzado las medidas de seguridad en todo el microcentro. Según Molina, habían detectado la presencia de algunos trabajadores ilegales los sábados en la tarde, por lo que han dispuesto personal en algunas zonas para evitar esta actividad. Algunos de los lugares de los que tuvieron que retirar trapitos fue en Ignacio de la Roza, entre Mendoza y Catamarca, y en las calles Rioja y Aberastain, entre Mitre y Libertador.

“Entendemos que muchas de estas personas recurren al trabajo de cuidacoches como producto de la crisis, pero esto es ilegal. Además invitamos a los ciudadanos a denunciar a la municipalidad cuando quieran obligarlos a pagar, para poder intervenir”, aseguró Molina.

Deja tu Comentario

<