Sometió a su hija con retraso a 12 años de abusos, golpes y abandono

Este jueves la Justicia decidirá el futuro de un ex empleado municipal de 51 años que durante 12 sometió a su hija sexualmente. La joven, que sufre de un retraso madurativo, vivía un verdadero calvario, ya tanto su padre como su madre la tenían encerrada, la golpeaban y no la dejaban asistir a la escuela. La violencia era tal que cuando la chica finalmente decidió contar lo que el hombre le hacía la madre no le creyó y terminó siendo golpeada y violada otra vez.

Los vejámenes comenzaron cuando la joven tenía 10 años. Según la causa, el hombre aprovechaba cada vez que se quedaba sola en su casa de Rivadavia para aprovecharse de ella. Los vejámenes comenzaron en 2004 y recién en 2016 la chica se animó a contarle a una tía que es lo que sucedía.

La pariente creyó su historia y la ayudó a denunciar, pero cuando la joven volvió a su casa y le dijo a su madre fue nuevamente golpeada y, cuando se quedó sola con su padre, volvió a sufrir un abuso. Por suerte la causa judicial siguió su curso y cuando comenzaron a investigar todo salió a la luz. Los peritajes confirmaron los abusos, el estado de desnutrición y abandono de la chica las conductas abusivas de su padre.

Tras esto el municipal quedó detenido y este miércoles el hombre, que no es identificado para no vulnerar a su hija, confesó los hechos y aceptó una pena de 11 años y 10 meses de condena. Será el juez Maximiliano Blejman quien decidirá si le da esta pena u otra diferente.

Deja tu Comentario

<