Submarino perdido: el San Juan había reportado fallas en las baterías antes de perder contacto

La Armada Argentina confirmó hoy que los siete intentos de llamadas satelitales detectados el sábado no correspondieron al submarino ARA San Juan, de acuerdo a la empresa de comunicación satelital que realizó un exhaustivo análisis.

“El informe oficial indica que se investigaron todas las señales en el espectro del área de operaciones. Han analizado 400 señales radioeléctricas en la frecuencia de comunicación satelital. Hubo siete intentos pero no corresponden al submarino ARA San Juan”, explicó el vocero de la fuerza, el capitán Enrique Balbi.

El vocero añadió que hasta el momento no tienen “ningún indicio, señal humosa, detección por radar o baliza” que les pueda dar alguna pista de dónde está la embarcación. Esto además está condicionado por las pésimas condiciones meteorológicas en el área de cobertura.

“Esta es una operación compleja, muy importante, la mayor de la que se tenga memoria en los últimos 30 años”, dijo al describir la misión de rescate del buque con 44 marinos a bordo.

También destacó que hoy ya se cumplió el plazo previsto para la llegada del ARA San Juan a Mar del Plata, tomando incluso un día extra por las condiciones meteorológicas adversas que dificultan la navegación.

Fallas en las baterías

Minutos después, el jefe de la flota oceanográfica informaba desde la Base Naval Mar del Plata, que el comandante del San Juan, en la última comunicación, reportó averías en las baterías durante una misión de patrullaje.

Ante esta novedad, dijo que se le instruyó que emprendiera la derrota más directa hacia el apostadero en el puerto de Mar del Plata, y se le definió la ruta.

A partir de ese momento se esperaba una nueva comunicación que jamás ocurrió.

Ésta es la primera vez que la Armada reconocer que el buque tenía una falla eléctrica, más precisamente en las baterías que almacenan la energía para la propulsión. Antes, se supo que la jefa de Armas: teniente Eliana Krawczyk, única mujer a bordo, le había comentado a su hermano sobre “problemas” en el submarino que trataban de solucionar, en una llamada telefónica desde Ushuaia, antes de zarpar.

Deja tu Comentario

<